15 nov. 2013

EL MANUSCRITO DE PIEDRA: INTRIGA E HISTORIA MUY BIEN MEZCLADAS

        
     Los fendetestas de 1º de Bachillerato están leyendo El manuscrito de piedra, novela que recoge todo el proceso de investigación del asesinato de un monje salmantino. Hasta ahí, nada parece extraño, pero cuando los lectores descubren que la acción se ambienta en la Salamanca del siglo XV y que el investigador es un bachiller llamado Fernando de Rojas, la sorpresa es mayúscula y las ganas de ahondar en la obra cada vez mayores. 
         Estamos entrando de manera muy agradable en la época de los Reyes Católicos, en los problemas de convivencia religiosa, en la vida universitaria del momento... La labor "detectivesca" de Rojas está bien diseñada: la dificultad para resolver los enigmas que se plantean y el ingenio del investigador nos mantiene en vilo... 
        Por cierto, nos hemos dado cuenta de que la historia que relata tiene mucho que ver con la Leyenda de la cueva de Salamanca, relato popular con el que se relaciona uno de los entremeses de Cervantes.  Aquí os la dejamos, para quien quiera ahondar en ella. 

¿Cuál es el poder que tienen las leyendas sobre nosotros? Seguramente su atracción reside en que casi siempre siembran, en quien las escucha,  la duda. Cuando nos cuentan algo acerca de la leyenda de un lugar, siempre pensamos ¿es solamente producto de la imaginación popular o habrá más de cierto de lo que imaginamos?
Es lo que sucede con  leyenda sobre  la Cueva de Salamanca, un relato cargado de magia, misterio y fruto, probablemente, de la  religiosidad de la sociedad española en siglos pasados.
La Cueva se encuentra situada en la Plaza de Carvajal en lo que antiguamente era la Iglesia de San Ciprián; estaba ubicada  detrás de la sacristía, donde se decía que se practicaban todo tipo de rituales mágicos. 
                Cuentan los más viejos que para llevar a cabo su último trabajo, el descenso a los Infiernos en busca del Can Cerbero, Hércules logró abrir un camino directo al  Más Allá a través de la famosa cueva. Ese camino sería aprovechado, mucho tiempo después, por el mismísimo demonio para venir a las tierras de Salamanca a transmitir sus enseñanzas y a ganar amigos que le ayudasen a hacer el mal.
 Esta historia, fruto de la imaginación popular, vino a mezclarse con un hecho real: en la antigua Iglesia de San Ciprián, existía un sacerdote conocido como Clemente Potosí, que dictaba clases de astrología, geomancia, hidromancia, piromancia y quiromancia. El objetivo de estas clases era poder enseñar las artes adivinatorias. El contenido específico que se daba en estos encuentros no era muy conocido por el resto de la sociedad debido a que quienes lo practicaban guardaban un pacto de silencio. Este hermetismo, hizo crecer las dudas y alimentó la imaginación del pueblo, que creó una historia que, a buen seguro, se alejaba bastante de la realidad.  Por las calles de Salamanca se comentaba que este sacerdote  era en realidad el diablo y que lo que estaba transmitiendo a sus alumnos eran las claves de la nigromancia (magia negra). El relato continúa: los alumnos que asistían a estas clases, siempre eran siete,  y recibían enseñanzas sobre ritos diabólicos a lo largo de siete años, a la luz de una vela incombustible.  La forma de abonar el importe del curso era muy peculiar: uno de los asistentes, elegido por sorteo, debía pagar por todos los demás. Si el joven, no podía realizar este pago, recibiría  el castigo de quedar encerrado en la cueva, como ayudante del diablo.

Forma parte también de la leyenda la idea de que bajo tierra había una especie de ciudad oculta, formada por túneles y pasadizos en donde se realizaban actividades que escapaban a  los límites de lo ortodoxo (prácticas judaizantes, por ejemplo) o de lo legal (refugio de delincuentes). Sin duda, el ambiente de extrema religiosidad de la Edad Media y la persecución de todo aquel que no siguiese ciegamente la fe católica durante el reinado de los RRCC alimentó la difusión de este curioso relato.
 Durante el reinado de Isabel La Católica se ordenó tapiar preventivamente el acceso a este lugar. Luego, en el año 1580 la iglesia fue derribada, perdiéndose gran parte de ella. A partir de allí, el lugar fue utilizado como carbonería o depósito de desperdicios. En el siglo XX, fue restaurada y puesta en condiciones para la visita de turistas y personas atrapadas por esta sorprendente historia.

14 nov. 2013

A VOLTAS CO MISTERIO... QUE MEDO!

   

      Este ano hai ... nada máis e nada menos que catro grupos de fendetestas nos primeiros cursos de ESO! E andamos a voltas cos monstros e cos fenómenos sobrenaturais. Xa lemos varios relatos.
     En La litera superior, un pasaxeiro dun trasatlántico ten un compañeiro de camarote ben raro... non se deixa ver e respira dun xeito inquedante... A ventaniña da habitación aparece sempre aberta e o capitán do barco avisa ao pobre protagonista de que marche daquel lugar... Ó remate resulta que o acompañante é un monstro ben noxento... O que non sabemos é se se trata dun viaxeiro que se suicidou hai un tempo ou se é unha criatura que vén do fondo do mar para levar consigo ós que están acostumados a pisar en terra firme... O final aberto deixounos fabular á nosa maneira: ata houbo quen emparentou aquel bicho noxento con Neptuno, que xa sabedes quen é...

      Levamos boa parte do mes metidos no mundo de Frankenstein: a verdade é que a súa historia deu moito xogo para falar sobre as responsabilidades de quen nos trae a esta vida, sobre a presenza de monstros de Frankenstein na actualidade, sobre a ambición desmedida e as súas consecuencias... Estamos a crear, estes días, finais diversos para a historia.




      Ó remate do mes mostrarémosvos unha presentación que estamos a elaborar os fendetestas sobre monstros coñecidos na historia da literatura e do cine. Moi interesante!



8 nov. 2013

CARTAS DE INVERNO

A lectura da versión en banda deseñada de  Cartas de inverno despertou moito entusiasmo entre os Fendetestas. Esta novela gráfica  de  Antón Seijas está baseada no libro de Agustín Fernández Paz.
 Aínda que non todos somos incondicionais da temática do misterio, a verdade é que estivemos de acordo en destacar o interesante e entretida que nos resultou esta obra. Comentamos que hai moitos elementos que dan medo; unha das partes máis   desacougantes é  cando a rapaza debuxada nun  gravado  se modifica ao  abrir o libro que o contén. Tamén  nos decatamos que produce máis temor o descoñecido que o que está perfectamente identificado. Por iso, parécenos que o autor optou por non aclarar totalmente o final. Así, nós pensamos máis, traballamos a imaxinación e iso fai que a historia sexa aínda máis inquietante.
Chamounos a atención a calidade dos debuxos e como o autor xoga cos diferentes tipos de letra.
En definitiva, gustounos moito a todos, e parécenos un libro moi recomendable para os afeccionados á temática do misterio e á banda deseñada.