19 jun. 2020

ADIÓS A CARLOS RUIZ ZAFÓN


      Hoy ha muerto en Los Ángeles, tras una larga enfermedad, el novelista Carlos Ruiz Zafón, uno de los escritores en lengua española con mayor reconocimiento internacional en las dos décadas del siglo XXI.



   Estudia en el colegio de San Ignacio de Sarrià y tras ello se matricula en Ciencias de la Información, donde le surge una oferta para trabajar en el mundo de la publicidad. Esto lo lleva a ser director creativo de una importante agencia de Barcelona. Atraído por el mundo del cine, se instala en EEUU, en donde ha vivido hasta su fallecimiento.

Comienza en la literatura juvenil, publicando El príncipe de la niebla en 1993, novela con la que obtiene el Premio Edebé de Literatura Infantil y Juvenil, y con el dinero del galardón parte a Estados Unidos donde pasará el resto de su vida. Más tarde publica El palacio de la medianoche y Las luces de septiembre, que junto a su primera novela, forman La trilogía de la niebla, destinada al público juvenil.

En 2001 publica su primera novela para adultos, La sombra del viento, con la que logra varios premios, entre ellos el Barry Award a la mejor novela y el reconocimiento mundial de su calidad como escritor. Esta exitosa ficción, que forma parte de la tetralogía El cementerio de los libros olvidados -El juego del ángel, El prisionero del cielo y El laberinto de los espíritus-, es traducida a numerosos idiomas, convirtiéndose en una de las más vendidas en el mundo, con más de 15 millones de ejemplares. Debido al renombre de esta novela, recibe ofertas para autorizar que esta sea llevada a la pantalla, pero el autor considera que sería una “traición”, por lo que rechaza la propuesta.


En 1999 publica Marina, una novela por la que Zafón sentía especial predilección: era, según él, la más personal de todas sus obras. Desde el IES de Curtis, queremos hacer nuestro particular homenaje a este maestro del misterio y del suspense. Algunos alumnos de 4º de ESO hemos leído este curso esta novela y nos ha dejado una agradable impresión, no solo por su entretenido argumento, donde conviven el misterio y los sentimientos sino también por su lenguaje claro y directo.

Marina presenta la historia de Óscar Drai, un hombre que vuelve a Barcelona para evocar su inquietante historia de amor con Marina, entrelazada con la investigación entorno a Mijail Kolvenik, personaje que trae al recuerdo a V. Frankenstein, por su obsesión con desafiar a la muerte. La calidad de la trama es indiscutible: el suspense atrapa al lector haciendo que la intriga vaya en aumento y la tensión se mantenga hasta el final.

La temática relacionada con la necesidad de poner límites a la investigación científica, con el suspense y con el componente sentimental de las relaciones humanas hacen de Marina una novela muy entretenida: si disfrutáis con el misterio, no os lo penséis dos veces. Leedla, merece la pena.


                           Nuria Gómez, 4º de ESO




No hay comentarios:

Publicar un comentario